En la esquina…

Allí están. En ese ángulo de codo tieso, decadente. Allí, con el ocio bañándoles, con el tiempo escapando sin avisar de la hora. Allí están, desanimados y contentos, dormidos y castigados. Son esos, los que apenas vemos en el espejo retrovisor, los que tapamos su rostro, los invisibles. Allí están, esos, en el embudo del mundo, en el vacío profundo.

Y nosotros pasamos por delante sin mirarlos, sin notarlos, pisando sus sombras. Como una dimensión paralela, ajena al ritmo de la ciudad. Y ellos están allí, en la esquina, aguardando el frío sur, para compartirlo algun día, en alguna recta que se cruce.

Y allí están, taciturnos y esperando. A la nada, al atardecer inesperado, al codo que se enderece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s