El inverso del reverso.

En una situación un poco confusa un manifestante desesperado gritó: ¡no es que el mundo esté yendo hacia atrás, somos nosotros los que vamos hacia delante! A partir de ese momento todos los científicos del mundo se dedicaron a descubrir cómo los seres humanos podrían caminar hacia atrás sin golpearse con las columnas lumínicas, o en su defecto, cuál podría ser el mecanismo más adecuado para que el mundo caminara hacia delante sin que él se diera cuenta de tanto alboroto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s