Diario de un seductor (2011). “Nada para beber”.

Título Original: The Rum Diary
País: Estados Unidos
Dirección: Bruce Robinson
Reparto: Johnny Depp, Aaron Eckart, Giovanni Ribisi, Amber Heard, Richard Jenkins, Michael Rispoli
Idioma: Inglés
Género: Comedia dramática
Año: 2011
Duración: 120 min.

Lo primero que se me ocurre -hoy día- cuando veo una película protagonizada por Johnny Depp (Owensboro, 1963) es “bueno, a ver, cuándo aparece lo fantástico, algún personaje estrafalario o sus muecas hibridas de actuación”.

Luego respiro por unos segundos y pienso que ha sabido hacer cosas distintas a la de sus últimos tiempos (Sombras tenebrosas, Dir. Tim Burton, 2012; Alicia en el país de las maravillas, Dir. Tim Burton, 2010 y véase también todas las de Piratas del Caribe -2006, 2007, 2011-), así como también películas que todo el mundo prefiere olvidar -incluso él- que por respeto al mundo entero -incluso a él- prefiero no dar ejemplos.

Hasta actuó en películas que quizás hasta para el propio Depp hubiese sido inimaginable (o no). Un ejemplo, Descubriendo Nunca Jamás (Finding Neverland, Dir. Marc Forster, 2004).

Depp es un gran actor, de alguna manera genera empatía con el espectador/a, a veces con buenas dosis de ternura y simpatía, a veces revelando uno de sus “exóticos” personajes, a veces por ambas variables a la vez.

Bueno, en esta película no ocurre ninguna de las opciones anteriormente mencionadas.

En este caso Depp hace lo que puede, y tan solo con eso ya es decir demasiado. A su lado se encuentra otro buen actor, Aaron Eckart (véase  Rabbit Hole, Dir. John Cameron Mitchell, 2010; El caballero oscuroThe dark knight, Dir. Christopher Nolan, 2008-; y sobre todo Gracias por fumarThank you for smoking– Dir. Jason Reitman, 2005) pero lo mismo, su personaje es bastante limitado como para salir con cierta dignidad del infortunado episodio.

El argumento se construye a partir de un periodista o “periodista” alcohólico (Depp) que se inicia en un matutino de la capital de Puerto Rico. Por otra parte, Eckart aparece como uno de los “dueños” de la ciudad, con pasado turbio y entrando a piacere por donde se le ocurra. Entre ambos se entablará una relacion de confianza, Depp hará uso de las riquezas del otro, luego le perderá la confianza, se pelean, Depp intentará eludirlo, lo mismo de siempre. Imagino que ya sabe el final.

Obviamente que no faltará la misteriosa (y no tan misteriosa) y seductora mujer que hará de las delicias a Depp y los engaños a Eckart. Tampoco el “loquito” (Giovanni Ribisi) que a fin de cuentas dará una mano para solucionar uno de los problemas que surgen en la historia, ni el Director de periódico que está todo el día nervioso, gruñón y malhumorado (imagine al jefe de Peter Parker, sin habano pero con peluca que se tambalea constantemente).

El hilo se pierde como cuando te limpias la muela del fondo de la boca. Está bien como idea pero se desvanece como el primer ron que se toma el protagonista.

Por lo demás, mucho sombrero Panamá, muchas camisas de hilo, muchas corbatas puestas en cuellos listas para irse lo antes posible, ventiladores que no funcionan salvo que le propines un golpe, mucho calor (con sudor incluido) y más clichés innumerables para entender que estamos en Puerto Rico (¡sabor!).

La adecuación de época parece buena (década del 50), aunque a veces suena un tanto edulcorada.

Sin lugar a dudas el gran personaje en la película es la propia San Juan de Puerto Rico. Y si supiera hablar me arriesgaría a decir que es el mejor actor de toda esta ensalada de frutas. En realidad lo es, pero no sé si aún se han dado cuenta de ello.

Calificación:

1. Malísima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s