Django Desencadenado (2012). “Kétchup en algún lugar del sur”.

Título original: Django Unchained
País: Estados Unidos
Dirección: Quentin Tarantino
Reparto: Jamie Foxx, Leonardo Di Caprio, Christoph Waltz, Kerry Washington, Walton Goggins, Samuel L. Jackson, Don Johnson, Bruce Dern, Franco Nero, Jonah Hill
Idioma: Inglés
Género: Acción / Drama
Año: 2012
Duración: 165 min.

Django Desencadenado

Mucho se ha hablado de la violencia que regala Quentin Tarantino (Knoxville, 1963) en sus películas. Esta no sería la excepción tampoco.

En lo que respecta a su filmografía como director supo construir su fama de violento a base de películas mas que interesantes, con argumentos sólidos incluido. Véase por ejemplo: Perros de la Calle –Reservoir Dogs-, 1992, Pulp Fiction 1994, Kill Bill Vol.1 y Vol.  2, 2003-2004; o Bastardos sin gloria –Inglourious Basterds-, 2009.

En este film si bien aparece kétchup como para hacer una parrillada de hamburguesas para doscientas personas, sólo queda en eso: algunas imágenes violentas que en ocasiones se sienten desproporcionadas e innecesarias.

La historia transcurre “en algún lugar de Texas” dos años previo al inicio de la guerra civil en Estados Unidos (1861-1865). Un caza recompensas que se “disfraza” de dentista (Christoph Waltz) va con parsimonia por los bosques sureños en busca de un hombre de nombre Django (Jamie Foxx). Este hombre es un esclavo que recupera su libertad gracias a su buena memoria y por no olvidar la cara de unos bandidos que lo sometían diariamente en sus plantaciones, truhanes y próximas presas del Dr. King Schultz.

De aquí nace una amistad -por decirle de alguna manera- entre estos dos hombres que los lleva, luego de encontrar “vivo o muerto” a mas de un maleante, a buscar a la esposa de Django (Kerry Washington), vendida y separada de su amor años atrás.

En general el film tiene baches de todo tipo aunque al principio prometía ser una buena apuesta. Luego de transcurrida la primera hora de emisión estaba mas preocupado en recordar si había apagado el gas de la cocina que en saber qué estaba ocurriendo en el celuloide.

Pasan muchos minutos y finalmente aparece la esposa de Django. Esta mujer es “mujer libre” después de muchas idas y vueltas, de la aparición de sobreactuados personajes (Don Johnson, Di Caprio, Samuel L. Jackson) y anécdotas que van quedando en el olvido. Desde ese momento se inicia una segunda (¿o tercera?) película dentro de esta. Aburrido, y uno que espera que termine de una buena vez después del tan esperado encuentro.

Con diálogos que se vuelven exageradamente extensos, aburren más que un mensaje presidencial en cadena nacional un domingo de tarde. Muchos de ellos se tornan irritables y quizás hasta algo desesperantes, se anhela a que lleguen a “algún lugar” pero se estiran mas que una telenovela de éxito.

Sí pareció interesante que Tarantino incluyera humor en algunos pasajes, dentro de una historia que inicialmente tenía poco de gracioso. Dato aparte la humorada sobre las capuchas blancas de los “sureños racistas” (al mando de Don Johnson, lindo como siempre) que al principio divierte pero que termina siendo extensa y divagante.

A pesar de todo Tarantino es Tarantino (?) y siempre aporta elementos para que la cinta muestre sus partes entretenidas y llevaderas.

En síntesis, la película se hace larga y quizás hasta muy larga. Si se recortara una hora de cinta nadie se pondría mal por eso. El espectador eternamente agradecido.

Calificación:

3. Está bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s