Caminos de barro.

DSC01215

¿Para qué existirán los horizontes? Inútiles, socios del suicidio. ¿Para qué prometer amor eterno cuando las hojas de otoño caen en su soledad? ¿Por dónde empezar para no quedar frágil? ¿Por el silencio?. Cómo aguantar hasta el final con la boca llena de suspenso, la vuelta de tuerca, el suspiro de lava. Y a pesar de ello no vale la pena volver, aunque una brasa caliente nos traspase la piel como brujas en la hoguera. ¡Cuántos inviernos perdidos! Saco del bolsillo un te amo tan humillante para los tiempos que corren que lo disfrazo de gris, le miento. A pesar que un día te soñé rompiendo las olas no me regales nubes ni miradas inútiles, no quiero tus tiempos ni tus salvajes lagunas. Te veo y me sonrío. ¿Por dónde empezar? ¿Estás segura? Y fuimos, y me tomó la mano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s